El hotel y spa termal Termas de Ceferino Pedro Luro ofrece distintas opciones para la terapia hidrotermal y el relax.

El hotel cuenta con una piscina termal cubierta y climatizada, con una circulación permanente que mantiene el agua termal a una temperatura aproximada de 38º
C.

Además de los baños termales en las bañeras privadas de cada habitación, usted podrá disfrutar de nuestro circuito de salud ubicado dentro de las instalaciones del hotel. En nuestros gabinetes se realizan baños termales con hidromasaje que tienen una intensa acción analgésica, vasodilatadora y reconstituyente.
Nuestros profesionales en masoterapia y cosmiatría ofrecen masajes relajantes y descontracturantes, combinados con la aplicación de distintos aceites esenciales naturales, de profunda acción terapéutica y realizan tratamientos cosméticos faciales y corporales con fangos termales.
En nuestra sala de relax, contamos con un ambiente cálido y armonioso, en el que ofrecemos una variedad de infusiones naturales y esencias aromáticas que lo ayudarán a completar una relajación profunda.


Muy pronto, usted podrá disfrutar también de un vaporarium y una laguna de fango termal (“laguna del chancho”), que actualmente se encuentran en construcción.



El surgente termal de Pedro Luro tiene su origen en una perforación realizada en el año 1941 por la Dirección de Minas y Geología.
Por sus características físicas y químicas estas aguas son consideradas como unas de las más importantes de la Argentina y están dentro de las más notables del mundo.

La perforación, con una profundidad de 968,5 metros arroja un caudal de 22.000 litros de agua por hora, a una temperatura de 70º C, lo que las califica como hipertermales.
La salinidad del agua termal de Pedro Luro es 3,6 veces más elevada que la salinidad del mar (tomando como referencia la salinidad del mar frente a Mar del Plata) y una de sus características más notables es su concentración de bromo, que alcanza un valor de 224 gramos de bromuro por metro cúbico. Esta cualidad le confiere al agua excepcionales propiedades terapéuticas, ya que concentraciones tan elevadas de bromuros son extremadamente escasas tanto en aguas superficiales como subterráneas.
La cantidad total de sales disueltas es de 124 kilogramos por metro cúbico, entre las que se han encontrado 21 elementos. Los minerales en mayor proporción son: cloro (representa el 97,7% del residuo sólido y, por lo tanto, se trata de un agua casi exclusivamente clorurada), azufre, bromo, iodo, nitrógeno, sodio, calcio, magnesio y hierro.

Por su mineralización y termalidad, las aguas de Pedro Luro tiene numerosas aplicaciones terapéuticas. La Comisión Nacional de Climatología y Aguas Minerales, en su publicación Aguas Minerales de la República Argentina (año 1937) señala que aguas con estas características, aplicadas en forma de baños estarían indicadas para aliviar afecciones cutáneas, neuroartritismo, obesidad, algunas eczemas, dermatitis, osteítis, heridas fistulizadas y afecciones reumáticas.

Lo que resulta indudable es que el surgente termomineral de Pedro Luro posee características excepcionales, que le confieren un incalculable valor y, más allá de sus propiedades fisicoquímicas, nos ofrece una oportunidad única para el descano físico y mental, la relajación profunda y el bienestar.

Si desea conocer más sobre las aguas de las Termas de Pedro Luro y sus propiedades, consulte:

El Surgente Termal de Pedro Luro.pdf

Proyecto Turístico Termal (Ing. Amilcar Márquez Miranda).pdf

 
 
MontangieDG